Insólito

    Compartir

    El argumento del ministro administrativo de la Presidencia para explicar la ausencia del presidente Danilo Medina en el salón de la Asamblea Nacional para la investidura del nuevo presidente resulta inconsistente. La supuesta causa es que debe mantenerse el distanciamiento por el coronavirus. Pero el presidente Medina no se ha detenido en sus actividades. Inaugura a todo dar, y se aproxima a quienes les acompañan. Que el espacio en la Asamblea quedará reducido por el necesario distanciamiento, es verdad, pero el presidente saliente no tiene que llevar un séquito. Simplemente cumple una tradición, que es la entrega de la banda presidencial y escucha el mensaje del nuevo presidente. Entregar la faja a puertas cerradas es insólito.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorLa MLB suspende a Laureano y a Cintrón
    Noticia siguienteDanilo rompe tradición democrática al no ir a la toma de posesión de Luis