Cambio del panorama político nacional

(1 de 2)

Con el contundente triunfo de Partido Revolucionario Moderno (PRM) y su candidato Luis Abinader, nuevo Presidente de la República para el período 2020-2024, sumado a su éxito (aplastante) a nivel del Congreso Nacional, cambia -en forma radical- el panorama político de país.

Para un alto segmento de analistas locales, politólogos y periodistas -en este último renglón me incluyo- la victoria de Abinader en primera vuelta no era esperada, pese a que varias encuestas así lo registraron.

Tras los resultados ofrecidos por la Junta Central Electoral (JCE) hay que aceptar esa realidad: El triunfo cómodo para el candidato del PRM. Abinader siempre mantuvo un gran optimismo y hasta llegó a proclamar que ganaría con más del 55 por ciento de los votos, en tanto que su jefe de campaña, Roberto Fulcar, lo reafirmaba.

Por qué en unos meses, comenzando el 16 de agosto (cuando serán juramentadas las nuevas autoridades: Presidente, Vicepresidente, senadores y diputados) ¿habrá un cambio radical en el panorama político dominicano? La respuesta es fácil.

Además de que el 16 de agosto tomará posesión un nuevo jefe del Estado; el Congreso Nacional tendrá otros colores.

Primarán los colores blanco -que diseña al PRM-, y rojo y verde para los espacios de la Fuerza del Pueblo (FP) y Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que por 16 años tuvo dominio de las cámaras legislativas, para el próximo cuatrenio gubernamental (2020-2024), apenas tendrá cinco senadores y menos del 35 por ciento de los diputados.

Veteranos senadores peledeístas fueron sorprendidos (¿?) por aspirantes de la alianza PRSC, FP y PRM que suman -de las 32 curules- 26 senadurías. Es una muy acentuada diferencia.

Entre los llamados “viejos robles” senadores del PLD -que ya no estarán- se citan a Euclides Sánchez, José Rafael Vargas, Charles Marriotti, Tommy Galán, Wilton Guerrero, Rafael Calderón y el “zigzagueante” Amable Aristy Castro quien recibió una amarga derrota en la mítica provincia La Altagracia la que dominó por más de 15 años.

Reinaldo Pared Pérez, quien no optó de nuevo a senador -por problemas de salud- tampoco estará en el Senado organismo del que fue un eficiente presidente por unos cinco períodos.

Leonel Fernández, quien siempre dijo que su meta era clasificar para la segunda vuelta, y así tener oportunidad de disputar la Presidencia, logró su gran propósito: ¡Echar del poder a sus antiguos compañeros del PLD!

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorComisión Técnica PRM enfocada en Salud y Economía
Noticia siguienteBien por Luis y Raquel