Experto señala que el primer paso para desarrollar una estrategia de innovación es reconocer nuestro atraso

Arturo López Valerio señala que todavía en las leyes como en la estructura del Estado dominicano no se hayan hecho una actualización acorde con los retos del Siglo XXI.

Santo Domingo.- Mientras el mundo está mirando al espacio para generar una economía infinita que transformará el mundo tal cual como se conoce hoy dia, la Republica Dominicana debe preguntarse como país si se quiere dominar las reglas de un juego finito o construir un desarrollo humano que ayude a todos a alcanzar oportunidades infinitas.

Para el empresario tecnológico Arturo López Valerio, el año 2020 será recordado como ese momento del tiempo “donde los hechos cambiaron el curso de la historia o aceleraron la misma”.

Un modelo de esto, cita, pudo verse con el lanzamiento de la primera embarcación espacial lanzada desde los Estados Unidos en los últimos nueve años, a cargo de la compañía SpaceX.

A juicio del empresario tecnológico Arturo Lopez Valerio, “somos testigos de una carrera comercial, científica y geopolítica que está utilizando al espacio como su nuevo terreno de expansión”.

Citando al autor Simón Sinek en su libro “El Juego Infinito” explicó que muchas veces los humanos sentimos que el mundo tal como lo conocemos es una constante repetición de patrones, contextos y formas. Esto es llamado por López Valerio como un “presente continuo”, el cual es un juego que no tiene fin.

Si bien se esta acostumbrado a juegos con inicio, final y reglas, comenta Arturo, la actual es una época de juegos infinitos, sin línea de meta, lo cual aplica para los negocios, la política y la vida misma.

En tal sentido, se pregunta, “¿cómo jugamos para tener éxito en el juego en el que estamos?”.

Yéndose al plano local, López Valerio explicó que mientras todo esto sucede, en el país se emitieron dos nuevos decretos, 174-20 y 175-20, en donde se establece un procedimiento especializado para lograr titulación de dieciocho zonas francas y catorce parques industriales, así como sus naves comerciales o industriales, construidos por el Estado dominicano o con su participación.

Mientras tanto, el segundo crea la Comisión Presidencial de Fomento a la Innovación para la elaboración de la Estrategia Nacional de Innovación de la República Dominicana 2020-2030.

El empresario tecnológico cita que al analizar la estructura de la citada comisión, se nota que “dentro de su composición están todos los actores que se relacionan a la competitividad e innovación en el país, pero se comete nuevamente el error que no traer a la mesa a los actores del sector tecnológico”.

Deploró que todavía en las leyes como en la estructura del estado dominicano no se hayan hecho una actualización acorde con los retos del Siglo XXI, sino que por el contrario, “queremos motorizar la innovación con una estructura similar al Consejo Nacional de Competitividad, lo cual considero desacertado de parte de las autoridades locales”.

Y es que, continuó diciendo, el presidente de la República —sin importar quién esté en el cargo, no debe ser el líder de la innovación de una nación. “Es erróneo insistir en ese modelo”, sostuvo López Valerio.

En tal sentido, el primer paso para poder desarrollar una correcta estrategia de innovación es “reconocer nuestro atraso”, al tiempo de comprender que otros países en el plano internacional “nos han superado”.

“Sin esa reflexión y sinceridad, la innovación no será jamás real en la República Dominicana, y este tipo de reflexión no la puede hacer un gobernante porque no puede exhibir debilidad”, dijo.

Es por esta razón que el país debe aplicar las tecnologías y conocimientos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para fomentar una mano de obra capaz de desarrollarse en el nuevo contexto global y cerrar las brechas actuales sin ocultarlas.

Ratificó su lucha de mas de un lustro afirmando el “desfase y atraso” a nivel tecnológico debido a que en el país se han “saltado procesos importantes” desde la etapa de digitalización que el mundo inició hace 20 años.

Indicó como otro factor de desfase el que haya llegado al país la transformación digital y que la misma fuese “poco adoptada” por los actores nacionales, lo cual devino en una desventaja dentro de una economía digital “de la cual no somos partícipes y tampoco tenemos los recursos humanos capacitados para iniciar una verdadera transformación nacional”.

Sobre Arturo López Valerio

Arturo López Valerio es pionero en Cloud Computing, eCommerce, Marketing Digital y el desarrollo de proyectos de alto tráfico en República Dominicana.  Desde el 2011 opera en TABUGA, empresa que se dedica al fomento del conocimiento, la tecnología e innovación para la transformación y avance del crecimiento empresarial; llegando a desarrollar comunidades digitales, estrategias de marketing digital y emprendimiento con alcance de más de un millón de dominicanos.

En 2010, fue designado como Experto Nacional para la República Dominicana por la WSA (World Summit Award) —la iniciativa de la ONU y su Alianza Global para las TIC y el desarrollo (GAID), que hace hincapié en la diversidad e identidad cultural, la creación de contenidos informativos variados y la digitalización del patrimonio educativo, científico y cultural.

Ha publicado el libro “#Emprende: una guía para ciudadanos de a pie”, con consejos y experiencias para quienes han decidido iniciar proyectos de emprendimiento desde cero.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorDan a conocer los síntomas que puede provocar el COVID-19 en perros y gatos
Noticia siguienteMiguel-Tito-Bejarán destaca importancia de obras anunciadas por Gonzalo y su impacto en el desarrollo de Montecristi