“No podemos dejar que se desborde todo en medio de esta reapertura”, advierten los sindicalistas

 El sector sindical y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) tienen un punto coincidente respecto al estado de emergencia por la pandemia: Los dos consideran que debe extenderse, porque las condiciones que dieron origen a solicitarla aún persisten.

 Los sindicalistas, a través de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS) advirtieron que si se quiere proteger la situación de salud de la población en medio del dinamismo económico que se ha buscado, entonces se deben mantener las medidas.

“No podemos dejar que se desborde todo en medio de esta reapertura”, advirtió el CNUS por vía de su presidente, Rafael –Pepe- Abreu.

El sector sindical, a nombre de los trabajadores, indicó que “no se puede concluir que esto está controlado, para dar paso a otras cosas”.

“Tú ves cómo diversos sectores, que aún no pueden abrir, están demandando que se les permita. Dentro de esos sectores está el de entretenimiento. Y es ahí donde aún no podemos llegar. No podemos dar como un hecho que esto está controlado”, expresó Abreu.

Mientras, el Conep –principal gremio empresarial de República Dominicana- explicó que es de esperarse que con el reinicio de las actividades se presenten nuevos focos de contagio del virus, los cuales, en función de su severidad, pudiesen requerir retomar total o parcialmente medidas de aislamiento por zonas, o a nivel nacional.

“En este sentido, manifestamos que el Artículo 10 de la Ley No.21-18 sobre regulación de los Estados de Excepción, es el fundamento para adoptar oportunamente todas las medidas necesarias para combatir enfermedades infecciosas como el coronavirus (COVID-19) dijo el Conep.

Planteó que al igual que en el resto del mundo, el principal reto que enfrenta el país en esta etapa es garantizar un equilibrio entre aplanar la curva, mitigar el efecto economico y garantizar las libertades sociales en la República Dominicana. Por estas razones, respetuosamente solicitaron a los congresistas acoger la solicitud de extensión del estado de emergencia.

“En momentos en que inicia una reactivación gradual de la economía, las restricciones son necesarias para garantizar el control de la pandemia”, dio la organización cúpula del sector privado a través de un documento de prensa.

El Ministerio de la Presidencia informó que el Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE) fue extendido un mes más y se incluyeron nuevas categorías de beneficiarios.

El FASE es un programa de apoyo transitorio para los trabajadores formales del sector privado, que incluye una transferencia monetaria, con el objetivo de contrarrestar los efectos económicos de las medidas tomadas para frenar el avance del COVID-19.

De acuerdo con explicaciones del Ministerio de Hacienda, el pago se hace quincenal a los empleados cuyos empleadores realizaron el proceso de aplicación correctamente.

Las transferencias se hacen a los bancos a los que correspondan las cuentas beneficiarias y para los trabajadores que no tienen cuenta en ninguna entidad de intermediación financiera entonces se procede a abrirles una cuenta de nómina en el Banco de Reservas a su nombre.

El programa tiene dos modalidades. El FASE 1 es una subvención para los trabajadores cuyas empresas se  encuentran cotizando por sus trabajadores a la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) y han cerrado sus operaciones por la menor actividad económica debido a las medidas de distanciamiento social ordenadas para evitar la propagación del COVID-19.

El FASE 2 es una subvención para los trabajadores de empresas manufactureras y micro, medianas y pequeñas empresas (mipyme) que continúen operando.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorDirector SNS y presidenta CODOPENF acuerdan acciones a favor de enfermeras
Noticia siguiente(VIDEO) El Pachá pide disculpa a Tony Dandrades, pero antes lo califica como traicionero