Consumo de cemento se elevó 9.3% en RD en 2019

El reto de la industria es establecer un horizonte de desarrollo con el Coronavirus presente

El mercado dominicano del cemento cerró el ejercicio 2019 con un consumo de 4.7 millones de toneladas,  un 9.3%por encima de 2018, que concluyó con una cifra de 4.3 millones de toneladas

La producción de cemento entre enero-diciembre 2019 fue de 5,644,176 toneladas, para un aumento de 4.0% con relación a igual período del 2018, ubicando la capacidad instalada en 81.5%.

Las cifras están contenidas en el Informe Anual 2019 de la Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (Adocem), titulado Construyendo Esperanza, dado a conocer ayer.

América Latina y el Caribe producen 4.20% del cemento mundial; Brasil y México son los mayores productores de la región. En los últimos años  República Dominicana ha sido uno de los países con mayor consumo per cápita, manteniéndose por encima de los 450 kilogramos por persona al año, a la vez que continúa aportando un 10% al producto interno bruto (PIB) del sector construcción.

“En la actual pandemia del coronavirus (COVID-19) uno  de los principales desafíos a enfrentar radica en la necesidad de establecer un horizonte de desarrollo de la construcción de mediano plazo, en función del impacto multiplicador en la economía que tiene la industria de la cual el cemento es parte integral” plantea Adriano Brunetti, presidente de Adocem.

En 2019 las recaudaciones internas de Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) del sector de fabricación de cemento, cal y yeso aumentaron 26.8% al comparar con enero-diciembre 2018. Mientras, las recaudaciones de ITBIS de las empresas del sector de la construcción aumentaron 19.5% en este período, de acuerdo con los números contenidos en el informe.

En República Dominicana se comercializa cemento Portland bajo la modalidad de cemento empacado (fundas de 42.5 kilogramos). El pasado año 2019 eso representó un 74% de la participación de las ventas; el cemento a granel constituyó el 26% restante. El cemento en fundas se comercializa mayormente a través del canal ferretero, mientras que el cemento a granel, mayormente es a través del canal industrial constituido por empresas comercializadoras de concreto pre-mezclado y de productos derivados del cemento.

La industria exportó el pasado año aproximadamente el 15.8% de su producción, en su mayoría hacia países del área del Caribe. Adocem calcula que eso generó ingresos de divisas al país por un valor de US$70,492,858.

Importancia de Haití para las cementeras

Haití es el principal mercado de exportación del cemento dominicano; representa un espacio al que va el 73% de las exportaciones totales. Se agregan Jamaica, Puerto Rico, Surinam, Islas Turcas y Caicos y otras islas, que también son adquirientes del cemento dominicano. En la actualidad, precisamente, por situaciones de índole política y económica de Haití, exportaciones desde República Dominicana se han reducido en un 19.4%, comparado con igual período de 2018.

La construcción fue la actividad de mayor incidencia en el crecimiento económico del año pasado, al contribuir con un 10.5% al PIB del país, solo por debajo del sector de las comunicaciones.

“Evidencia un dinamismo del sector que desde hace varios años ha sido casi constante”, dice Adocem en su informe anual.

Y agrega que “en estos momentos hay liquidez suficiente en el mercado, tasas competitivas y estabilidad relativa de la tasa de cambio, que permiten que la construcción continúe fortaleciéndose, lo cual es muy positivo, pues este sector constituye una de las principales actividades económicas por su efecto multiplicador, a través de la demanda de insumos de fabricación local para los diversos tipos de edificaciones, la generación de empleos y la demanda de crédito para el desarrollo de proyectos de infraestructura, tanto privados como públicos, y para la adquisición de viviendas”.

   La industria dominicana del cemento cimenta su desarrollo en la gente que la conforma. Genera empleo de forma directa e indirecta a aproximadamente diez mil personas.

“El 31% del empleo formal que se genera en el sector de la construcción corresponde a nuestra industria. Desde la explotación de canteras, pasando por la producción y distribución de Clínker y cemento, hasta su uso en la industria del concreto. El 97% de esos empleos es ocupado por personal dominicano. En su mayoría son técnicos de alta formación que desempeñan funciones en las distintas plantas y centros de trabajo a lo largo del país. Las empresas cuentan con profesionales especializados en las áreas dedicadas a la comercialización de los productos y áreas de soporte. Disponen de políticas de recursos humanos, orientadas a la formación permanente y al desarrollo de las personas que integran sus respectivos equipos de trabajo”, explica la organización que agrupa las seis empresas productoras de cemento. Esas empresas son: Cementos Panam,  Cementos Cibao, Domicem S.A, CEMEX, Cemento Santo Domingo y Argos. Entre todas tienen una inversión de alrededor de US$1,200 millones. A esto se le añaden valores adicionales invertidos anualmente que rondan los US$50 millones para mantener en condiciones los niveles de producción y eficiencia.

Durante los últimos 30 años, la capacidad instalada de producción de cemento en el país ha crecido a una tasa promedio de 6% anual. De tal manera, la producción anual aumentó desde 866 mil toneladas métricas en el 1978 hasta aproximadamente ocho millones de toneladas métricas hoy en día.

El sector productor de cemento dominicano valora los últimos años como un periodo de expansión y consolidación. Ese crecimiento se ha sustentado mayormente en las iniciativas propuestas por el gobierno en el desarrollo de proyectos inmobiliarios de viviendas de mediano y bajo costo diversificación de la matriz de generación de electricidad, la expansión de la oferta de unidades hoteleras del sector turístico, y la inversión pública destinada a importantes proyectos de infraestructura vial, así como a la continuación en la construcción y remodelación de recintos escolares a nivel nacional.

 La organización

La Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland se ha convertido en la organización representativa de la industria del cemento de la República Dominicana, en resguardo de los intereses mutuos de sus miembros, dentro del contexto del desarrollo sostenible en términos económicos, ambientales y sociales. Asegura que está capacitada para actuar como interlocutor frente a las administraciones públicas, entidades de normalización y certificación, asociaciones profesionales y demás agentes del sector de la construcción nacional e internacional.

 El uso de concreto en las carreteras

En los últimos años, mundialmente, la opción de utilizar el concreto como material de construcción y adecuación de la infraestructura vial de los países ha sido ampliamente utilizada.

Adocem asegura que el pavimento de concreto se encuentra vigente como la opción preferida en los países de mayor desarrollo. “Por su parte, en países emergentes de América Latina también tiene una importante versatilidad, entre otras, lo que lo hace el material de construcción más popular del mundo. “Se utiliza para proteger, construir y conectar comunidades, y hasta proporcionar un medio para la expresión artística y religiosa”, indica.

La organización explica que actualmente se cuenta con una tecnología muy avanzada para el uso de pavimentos en concreto, con innovaciones importantes que dan como resultado rendimientos constructivos diarios significativos, con propuestas y soluciones tecnológicas eficientes para resolver problemas tradicionales, estructurales o constructivos especiales, con materiales, aditivos y productos que dan al concreto la posibilidad de aportar soluciones a problemas que hace algunos años eran imposibles de resolver.

“La capa o base que constituye el suelo de concreto tienen una vida útil muy superior a los demás tipos de pavimentos, evitando con esto la necesidad de inversiones periódicas de reparación, remoción o reposición. En este sentido se convierte en una solución económica, tanto por su gran durabilidad como por los bajos costos de mantenimiento; y en muchos casos, por menor costo de construcción estas propiedades ponen en relieve las múltiples ventajas de la utilización del concreto frente a otros materiales alternativos por mayor durabilidad (hasta 5 veces), menor mantenimiento (hasta 10 veces), menor energía requerida para iluminación (ahorro de hasta el 33%), pues por su color claro implican menores costos de iluminación y menor fatiga de los conductores al eliminar el deslumbramiento, así como un menor consumo de combustibles de transporte que circula por la vía convirtiéndose en un ahorro de hasta el 20%”, agrega la organización.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl mundo roza las 350.000 muertes por coronavirus y los 5,5 millones de casos
Noticia siguienteLeonel Fernández anuncia concurso nacional para jóvenes emprendedores