Unos Tigres envalentonados desafían a los Toros por el título del béisbol invernal

Los taurinos, dirigidos por el boricua Lino Rivera, han sido el mejor equipo de la liga regular, con 34 partidos vencidos y 14 derrotas, y de las semifinales (12-6).

Cuentan además con un balance muy favorable ante su rival de la final a lo largo de toda la temporada (9-6) y, en especial, durante las semifinales, cuando el poderío del equipo de la ciudad de La Romana (este) fue patente, facturando cuatro victorias por una derrota ante el Licey.

EL VIACRUCIS Y RESURRECCIÓN DEL LICEY

El Licey, equipo más laureado de la liga dominicana, no llega en un buen momento a la serie final, sufrió horrores para lograr su boleta.

A tres partidos del término de las semifinales, la cúpula directiva despidió al técnico puertorriqueño Pedro López tras una racha de cinco derrotas consecutivas que puso en serio riesgo la clasificación.

Entonces, el colombiano Luis Urueta asumió las riendas del equipo y logró forzar un triple empate con las Águilas Cibaeñas y los Leones del Escogido.

En el partido decisivo, ante las Águilas, el Licey se impuso tras un juego vibrante, de máxima igualdad, que se extendió hasta la entrada número 13 y que podría haberse inclinado de cualquier lado.

Esa victoria ante su mayor rival ha inyectado moral al club capitaleño, que ya no se arredra por la supuesta superioridad de los Toros del Este y pretende zanjar la final con la corona de campeón.

LOS JUGADORES

Los Toros cuentan con el mejor cuerpo monticular de la liga, encabezado por el cubano Raúl Valdés y el venezolano Carlos Hernández.

Su ofensiva también es una de las mejores de la liga, teniendo en nómina a bateadores del calibre del estadounidense Peter O’Brien y los dominicanos Abraham Almonte y Jordanny Valdespín o el panameño Cristian Bethancourt.

De su lado, aunque no cuentan con un buen cuerpo de lanzadores, la ofensiva de los Tigres puede hacer daño al picheo contrario.

Sus mejores hombres en ese aspecto son los hermanos Emilio y Jorge Bonifacio, el receptor Michael De La Cruz, el veterano Hanley Ramírez, el intermedista Erick Aybar, el colombiano Donovan Solano y el jardinero Sócrates Brito.

UNA HISTORIA MUY DISTINTA

Los Toros, club creado en 1979, son casi unos novatos en finales, esta es su sexta final y hasta ahora han salido triunfantes en dos ocasiones, la primera vez en la temporada 1994-95, y la segunda en la campaña 2010-11.

En frente, el Licey, club más antiguo (122 años) y más exitoso de la República Dominicana cuenta con un bagaje de 36 finales, sin contar esta, y 22 títulos, el último de ellos en la temporada 2016-2017.

LA FINAL

El primer partido se jugará este lunes en el estadio Francisco Micheli, en La Romana, feudo de los Toros y después se irán alternando hasta un eventual noveno partido, que de ser necesario se disputará en casa de los taurinos.

La ventaja de jugar más partidos como local puede favorecer a los Toros, que como local consiguieron el mejor récord de la semifinal, con marca de 8 y 1.

El campeón participará en las Series del Caribe, a celebrarse del 1 al 7 de febrero en Puerto Rico.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorPro Consumidor implementa operativo para garantizar los derechos de los peregrinos por Día de la Altagracia
Noticia siguienteJuntas Electorales aplican decisiones TSE sobre candidaturas; JCE espera notificación de decisión del TSA