“Ser Oscar de la Renta”

Compartir
Oscar de la Renta se convirtió en todo un ícono de la elegancia y la estética a nivel internacional.
La trayectoria profesional del diseñador influyó en el mundo de la moda, marcando su devenir con prestigio, distinción y elegancia

Un recorrido a través de la trayectoria, creatividad e influencia del diseñador Oscar de la Renta, a partir de un relato museográfico contentivo de los fundamentos de su personalidad excepcional, llena de arte, rigor y ternura, es lo que propone la exposición que se exhibe temporalmente en el Centro León.

“Ser Oscar de la Renta”, una iniciativa de la Fundación Eduardo León, el Centro León y la Fundación Puntacana, se enmarca en su programa Grandes Maestros, que tiene entre sus objetivos promover las artes dominicanas, en especial, destacar aquellas personalidades, que por su trayectoria y compromiso han trascendido las fronteras.

“Es el caso del diseñador Oscar de la Renta, cuya trayectoria profesional influyó en el mundo de la moda, marcando su devenir con prestigio, distinción y elegancia. De la Renta ha sido estudiado con frecuencia, desde la perspectiva internacional. Esta es la primera vez que se estudia y expone su obra en su tierra natal y desde una óptica que trasciende el diseño y enfoca su humanidad de manera integral, sostiene Luis Felipe Rodríguez, gerente de Programas Culturales del Centro León.

Rememora que de la Renta se convirtió en todo un ícono de la elegancia y la estética a nivel internacional, y que sus trascendentales diseños de moda, así como su acción pública, han sido reconocidos por la crítica mundial de la moda, así como por la prensa de todas latitudes.

Fue entonces –explica- cuando se consideró la posibilidad de presentar una perspectiva de la figura de Oscar de la Renta, vista desde República Dominicana, su cultura natal, identificando las diversas conexiones de sus raíces caribeñas con otros territorios, que el diseñador fue trenzando a lo largo de su vida y carrera.

“Apoyado en su frecuente frase I’m just an island boy [soy un muchacho isleño], de la Renta fue capaz de conjugar su dominicanidad con la cultura estadounidense, desde un espíritu cosmopolita, propio de las experiencias vividas en distintas partes del mundo. Esto dio pie a una combinación única de estilos y elegancia que sirvió como sello de su identidad transnacional”, explica Rodríguez.

Un legado que traspasa fronteras

Las distintas dimensiones de Oscar de la Renta se podrán apreciar en la exposición, a través de cinco momentos que compendian y articulan el devenir como ser humano y como profesional de las artes del diseñador, de acuerdo a lo explicado por el gerente de Programas Culturales, quien informa que, un documental que recoge testimonios de familiares, amigos y personalidades nacionales e internacionales es el punto de partida de la muestra homenaje.

“En esta ocasión se ha considerado trascender el concepto ámbito por el de momento espacial. Un momento espacial abarca las nociones de tiempo y espacio. En estos momentos espaciales se manifiestan las etapas históricas y los lugares que marcaron la vida y la obra de Oscar de la Renta”, explica Rodríguez.

Estos momentos espaciales son: “Oscar es celebrado”, “Oscar Renta Fiallo es Oscar de la Renta”, “En el taller todo es inspiración”, “I’m just an island boy: Oscar es transnacional” y “Esencias de un legado: Ser Oscar de la Renta”.

Rodríguez detalló que en “Oscar es celebrado” se presenta su presencia notoria y constante en las publicaciones internacionales especializadas en moda. También se evidencia la recepción de su trabajo y popularidad en los medios, a partir de los vestuarios paradigmáticos usados por personalidades en momentos muy mediatizados, como las galas del Costume Institute del Metropolitan Museum, alfombras rojas y en revistas.

El momento espacial “Oscar Renta Fiallo es Oscar de la Renta” plantea las bases de la construcción de Oscar de la Renta como diseñador: su ciudad natal, Santo Domingo, sus estudios en la Escuela de Bellas Artes y en España. Rodríguez explica que en este se acercan a las raíces del ser humano e indagan en las vertientes que le influyeron su propia evolución y contexto: un necesario giro hacia el inicio de su historia profesional.

Al citar el momento espacial “En el taller todo es inspiración”, Rodríguez explica que el taller es el sitio donde se consolida la identidad creativa del diseñador, y desde ahí, se plantea la importancia de los procesos y el reconocimiento de las vías por las que recorre el trabajo creativo.

Explica que “aquí habita un espejo, elemento fundamental del espacio de trabajo de Oscar. Y una línea de tiempo que recoge las influencias, materiales, colores y tendencias de sus colecciones desde 1965 hasta 2015. En ese momento espacial se exponen varios vestidos de novia creados para familiares y amigas”.

En tanto que, el momento espacial “I’m just an island boy: Oscar es transnacional”, muestra vestuarios creados para primeras damas estadounidenses y documentos personales de la época.
También se muestran evidencias de su participación en la Batalla de Versalles en 1973 como diseñador norteamericano.

El quinto ámbito expositivo es “Esencias de un legado: Ser Oscar de la Renta”, el cual muestra al Oscar de la Renta, que siempre sintió una especial atracción por el cultivo en todas las dimensiones del concepto, quien, de acuerdo a lo explicado por Rodríguez, cultivó naranjales, jardines y labró amistades que fueron como él: incondicionales.

“Oscar desarrolló relaciones humanas a todos los niveles posibles. Además de mostrar la continuidad de su legado en el diseño de modas, a través de vestidos, se adiciona a este momento espacial un laboratorio de esencias, que permite a los visitantes vivir una experiencia sensorial con los aromas afines a de la Renta en la producción de perfumes rosa, ylang-ylang, jazmín, bergamota, azahar, gardenia y sándalo”, informa Rodríguez.

Programación educativa

A propósito de la muestra, la entidad cultural ha desarrollado un programa educativo acorde con las competencias que proponen las propuestas curriculares más actualizadas, totalmente relacionable con lo que sucede en los salones de clase. Ha generado materiales educativos para las familias, los niños, los docentes y visitantes en general, con el fin de complementar la propuesta expositiva, con actividades diseñadas para vivirla como una experiencia, no solo cognitiva, sino también sensorial.

El programa se denominó “Conocer a Oscar de la Renta” y se compone de distintos dispositivos, como guía general de visitas, guía de familias, guía de docentes, 5 tarjetas de actividades para cada momento espacial, 2 visitas temáticas para público escolar de todos los niveles de enseñanza; un crucigrama y una sopa de letras, donde aplicar los conocimientos del mundo de la moda.

Luis Felipe Rodríguez detalla que otras actividades creadas para la exposición son: talleres infantiles para técnicas de diseño y un nuevo módulo para el programa permanente Talleres Lab, denominado Pequeños diseñadores; mientras que en la Mediateca se ha dispuesto un archivo completo y dinámico, que cuenta con videos, revistas, catálogos y publicaciones en torno a la exposición.

El Punto educativo cuenta con materiales para experimentar las labores de diseño y confección de moda como armables de diferentes tipos, botones, muestras de telas, revistas de modas, patrones, maniquíes de múltiples tamaños, figuras recortables, ensartables, telas de diversas texturas y misceláneos, tijeras, lápices, carbones, pinceles, y algunos libros de modas.

A partir del discurso curatorial planteado para la exposición, se ha definido, con base a una pedagogía participativa, un programa de actividades para acompañar el proyecto, dirigido a compartir con los públicos espacios para dialogar sobre la dimensión humana y artística de Oscar de la Renta.

“Este programa contempla la realización de tertulias y conversatorios, entre ellas destacan Comer como un dominicano y un ciclo de tertulias denominadas El negocio de la moda”, informa Rodríguez.

Como en cada exposición, se harán visitas temáticas, realizadas por diversas figuras del mundo de la moda, historiadores, artistas visuales, profesores y relacionados con Oscar de la Renta.
El programa educativo de la muestra trata de propiciar una experiencia que otorgue significados afectivos a los momentos y espacios, desencadenando recuerdos duraderos y conexiones reveladoras.

A propósito de la predilección de Oscar de la Renta por el dominó, todos los viernes de enero habrá Torneo de Dominó de 5:00 p.m. a 8:00 p.m. A partir de esa misma hora, la entrada a la exposición será gratuita cada viernes para todo el público.

Labor expositiva en conjunto

La firma de diseño de modas Oscar de la Renta ha colaborado desde el comienzo con esta iniciativa, aportando valiosas informaciones y contactos, que enriquecieron el proceso de investigación y facilitando la mayor parte de las piezas expuestas. También ha facilitado el trabajo de las curadoras del archivo Oscar de la Renta, Molly Sorkin y Jennifer Park, quienes junto a un equipo de especialistas dominicanos hicieron posible el montaje de los vestidos en la exposición.

Mientras que, gracias al Grupo Puntacana y la familia Rainieri, con quien Oscar de la Renta desarrolló una relación de amistad y empresarial, se ha contado con valiosas informaciones y contactos que enriquecieron la investigación, y en consecuencia, la exposición que se puede apreciar hoy.

En este proyecto expositivo, el Centro León ha contado con el apoyo de centros de investigación, museos, coleccionistas y especialistas de alto nivel, nacionales e internacionales, tales como The Metropolitan Museum of Art (The MET), Kent State University Museum (KSUM), George W. Bush Presidential Library and Museum, Fashion Institute of Technology, Young Fine Arts Museums of San Francisco, The Estate of Antonio Lopez Juan Ramos, and Museo Bellapart, Museo Fernando Peña Defilló y Archivo General de la Nación. Así como Michael Donovan, Nancye Green, Martin Corullon y Molly Sorkin.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorBach/ata, by the way
Noticia siguienteDecora tu oficina de manera creativa