Las marcas de lujo se asocian con los reguetoneros

J Balvin y Maluma.

Dior, Chanel y Louis Vuitton son algunas de las marcas de artículos de lujo que están recurriendo a los reguetoneros como medio para acercarse a nuevos y codiciados grupos de clientes, como el de los latinos jóvenes de Estados Unidos que viven en inglés, pero cantan en español.

La muestra más reciente de las parejas disparejas que se están formando en el olimpo de la mercadotecnia se vio la semana pasada en la Art Basel Miami Beach, que congregó la semanas pasada a “influencers” de todas las ramas para asistir a eventos especiales, patrocinados por casas de alta costura y los licores caros.

Los reguetoneros fueron los más buscados en un grupo, del que formaron parte las hermanas Kardashian-Jenner y la familia Beckham. Y es que las marcas de lujo han decidido que un artista urbano latino les da el toque “cool” que necesitan para rejuvenecer la imagen.

Invitados de honor

La boutique de Christian Dior en el exclusivo Design District de la ciudad dio una fiesta en la que los invitados de honor fueron los artistas urbanos colombianos Maluma y J Balvin, quienes se han destacado por su pasión por la moda masculina.

La sorpresa fue la inclusión en este grupo del joven reguetonero colombiano Manuel Turizo, de 19 años, quien apareció vestido de pies a cabeza en ropa y accesorios de la nueva colección BAZAAR Men x Dior, incluyendo una riñonera con el logo de la casa de moda.

El artista puertorriqueño De La Ghetto fue el anfitrión de una cena patrocinada por Moët & Chandon en el exclusivo restaurante Mandrake, con un menú de 12 platos, incluyendo una combinación de caviar y langosta, y barra libre de champaña.

La marca francesa describió a De La Ghetto como “un artista que representa nuestra pasión por la multiculturalidad e innovación” y lo presentó como una de las caras de su Moët Nectar Imperial Rosé, el producto que más venden en Estados Unidos.

Otros invitados de honor fueron Zion, del dueto Zion y Lennox, Play, del dueto de productores Play-N-Skillz, y Darell.

“Estoy muy agradecido con Moët”, dijo De La Ghetto a Efe en una entrevista antes de que comenzara la cena. Para el cantante de “Nadie como yo” y “Bailemos”, la asociación de estas marcas con reguetoneros es “natural”. “Aunque venimos de la calle, en muchas de nuestras canciones las mencionamos (a las marcas) y las vemos como algo a lo que hay que aspirar”, indicó.

La música y las redes sociales van de la mano

Los mismos reguetoneros admiten que son esenciales para manejar sus carreras, promover su música y ganarse la confianza del público, y no dudan en usarlas para promover productos. Por ejemplo, desde que es patrocinado por la marca de relojes suiza Hublot, Nicky Jam enseña el suyo regularmente a sus 35 millones de seguidores en Instagram. La demostración más clara de que tiene razón es la cantidad de marcas caras llamando a la puerta de Cardi B.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorUn canto por Punta Cana a ritmo de pop, rock y balada
Noticia siguienteEn RD el hambre y la obesidad cuestan US$1,961 millones