Palabras de agradecimiento del empresario José Manuel Paliza, al recibir Galardón al Mérito Industrial de la AIRD

José Manuel Paliza. Foto: kelvin Mota.

Estas fueron las palabras de agradecimiento del empresario José Manuel Paliza al recibir el Galardón al Mérito de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

Empresario José Manuel Paliza:

Lo primero va primero.

Gracias del alma por este reconocimiento tan valioso y significativo para mí. Me siento muy honrado y agradecido, me emociona y me motiva a hacer más. La verdad, no me lo esperaba.

Circe me pidió que le transmita un mensaje a la juventud. Es tan sencillo, que se puede resumir en una palabra: “Involúcrense”. O lo que es lo mismo: “Participen”.

Nosotros, ciudadanos de un país amante del “baseball”, sabemos que los juegos de pelota se ganan en el campo. Nunca desde las gradas. La diferencia no la hacemos como espectadores. Recuerden, que al salón de la fama, sólo llegan los jugadores que participan en el juego.

Mi mensaje es que participen. Que participen activamente. Que se involucren, y que lo hagan con estricto apego a sus principios y valores éticos y morales. En la sociedad, el espacio es para todos, los ciudadanos, los jóvenes, los no tan jóvenes, los jóvenes emprendedores, los profesionales, los políticos miembros de los partidos, las iglesias y muchos más. A veces olvidamos que políticos somos todos, y que si no participamos, dejamos el espacio para los políticos de los partidos, y lo que pensamos, lo que creemos y lo que queremos como ciudadanos, no llega a incluirse, ni ser parte de la tarea de los partidos, ni de los gobiernos, porque no nos ocupamos de que lo sea.

El hueco “vacío” que dejamos lo ocupan otros, y esos que ocupan el espacio que dejamos vacío son los que se sienten en la sociedad, en los medios; esos son los que opinan, los que participan activamente y mueven su agenda, convirtiéndola en prioridad. Sea buena o mala la agenda, esa es la que escuchamos, esa es la que prima en todo el quehacer nacional, y esa es la que todos conocen, porque ellos se ocupan de que la conozcamos todos.

En días recientes, he visto muchas cosas que me han preocupado y que entiendo deberíamos de ocuparnos. En los próximos meses, tendremos elecciones congresuales, municipales y presidenciales. Hasta ese momento, lo que nos toca es ocuparnos de fortalecer la democracia e impulsar nuestro país en la dirección correcta. Nos toca además compartir e impulsar nuestra visión del país que queremos.

En 10 años, el liderato político tiene que cambiar y renovarse, el líder promedio de hoy tiene 60 años, y esto dejará espacio para la juventud. Pero también se requiere que los jóvenes, pasen a llenar ese hueco. Y no como agua que llena el cántaro, sino como cascada que desborda ríos y montañas, y cambia el rumbo y los caminos del progreso. Los jóvenes serán parte de ese cambio,   involúcrense y participen, para que sean ustedes quienes escriban la historia y se anoten las carreras del triunfo de un país mejor para todos.

Nunca en mis 75 años este viejo, yo, he visto al país político más frágil y débil que ahora, que está fraccionado en pedacitos. Es momento de participar. Es momento de involucrarnos. También aplica todo lo anterior al liderato empresarial que tenemos que estar más cerca del “homeplate”, al lado de la cámara de “replay” para asegurarnos que se respeten las reglas del juego, pero no aplaudiendo detrás de la malla, sino delante. Exigiendo que canten bien los envíos del pitcher, y que se mantenga el orden de bateo. A fin de cuentas, los que pagamos las entradas somos todos. Por suerte estamos en una democracia que debemos preservar y apoyar, especialmente la libertad de expresión y de prensa.

Jóvenes: Involúcrense, participen, exijan. Laboremos en torno a fortalecer la independencia de los poderes del Estado, por una justicia que funcione eficiente y objetivamente, por un país más seguro, por una democracia más fuerte. Por el desarrollo económico y social de forma sostenible y ambientalmente responsable, que permita al ciudadano de a  pie recibir una buena educación, obtener un empleo con un salario digno que le permita mantener a su familia y crecer y desarrollarse.

Finalmente, gracias del alma a la AIRD, a sus directivos y a todo su equipo y a los que hacen posible este evento. De corazón, gracias!!!

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl hambre sube por cuarto año consecutivo y obesidad no cede en Latinoamérica
Noticia siguienteCondenan a 20 años a Donny Santana por violación sexual a hijastra