Las Vegas, turismo y sus hoteles

LAS VEGAS, NEVADA, (EE.UU).- La ciudad de Las Vegas, del estado de Nevada (Estados Unidos) crece vertiginosamente en su turismo y, por consiguiente, avanza en una sólida economía.

El turismo, eventos trascendentes con la participación de miles de empresarios; y los monumentales hoteles de Las Vegas, constituyen la principal plataforma para el progreso de su economía.

En la columna del pasado viernes escribí sobre el tema, haciendo enfásis en el nivel de vida de la inmigración dominicana. Porque en Las Vegas la diáspora de Quisqueya va creciendo.

El turismo en Las Vegas crece al vapor, sin parar. Es un crecimiento que tal vez ni los mismos funcionarios de la ciudad (de la gobernación la alcaldía y otros organismos), se imaginaron.

Con sus cerca de 500 hoteles & casinos, instalaciones donde sus principales operaciones son el juego, los shows artículos, las convenciones y las grandes peleas del boxeo mundial, su turismo no para. Sigue su avance.

Desde que usted pone los pies sobre el aeropuerto internacional McCarran., unos de los seis más grandes del mundo, (citemos a los otros: Chicago, Atlanta, Dallas, John F. Kennedy y Miami) se percata de que ha llegado al “mundo de las maravillas”. Y en ese mismo instante, sin que ningún experto tenga decírselo, se da cuenta que esta ciudad es un “monstruo turístico”.

Por lo que se observa, los gerentes de los grandes hoteles son “genios” del negocio hotelero lo que permite que esa “industria son chimenea” siga por el camino del desarrollo constante.

Ocasiona que el turismo continúe avanzando. Pero, además, su labor se concatena con lo que ocurre cuando aquí son presentadas las grandes carteleras (millonarias) del boxeo profesional.

Refuerzo mi trabajo de hoy con las siguientes líneas, que plasmé en un reportaje anterior -también fechado en esta ciudad- referente al gran progreso turístico en la llamada “Ciudad del Pecado”.

En una de sus promociones, para captar turistas y motivar a la gente a ver su espectáculo, se lee que “gente que entre otras cosas y dependiendo del día, en su espectáculo podréis ver coches aparecer, personas del público ser teletransportadas y, como no, al propio mago volar y levitar”.

No soy, obviamente, promotor de Las Vegas, pero como el periodismo debe ser objetivo y veraz, hay que escribir: ¡Vengan a Las Vegas para que se enteren de lo que ojos humanos nunca han visto!

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLa reina del Metropolitan
Noticia siguienteNi es Luis-Leonel, ni va contra nadie, va contra algo